h1

225. Una sonrisa: cero pesetas

April 18, 2008

¿A que no sabes quien pinchaba ayer en tierras niponas? Ali Shaheed Muhammad. Parte de la leyenda que es A Tribe Called Quest.

Cuando salía de clase vi un anuncio colgado en una pared cerca y por la noche me acerqué al garito en cuestión a saludarlo. Llegué un poco antes. Para quitarme el frío de andar sin paraguas bajo la lluvia y para acabar de despertarme, ya que la noche anterior había dormido poco, a falta de una cafetería decente por la zona, me acerqué a un McDonald’s a por un café.

Allí, en la carta del restaurante y por cero yenes (cero euros, cero pesetas, conversión para los que no tengan el cambio de moneda muy de por mano…) podías “comprar” una sonrisa de quien te atiende. Me explico. Te acercas a la caja, haces tu pedido de hamburguesa (o sucedáneo) con queso (o similar), por ejemplo y pides una sonrisa de las que aparecen en el menú. La persona que te atiende sonríe y suma a tu cuenta una sonrisa por el valor de cero yenes. Te pone tu hamburguesa, te da la cuenta y allí figura la sonrisa que se ha marcado para ti…

He de confesar que, durante una de mis épocas de estudiante, trabajé en un McDonald’s al lado de unos cines. Allí conocí gente genial, que incluso me soportaban y de vez en cuando me llamaban para quedar… Por mucho que me esfuerzo y aunque desconozco si esta promoción ahora está en España también, me cuesta mucho, pero mucho mucho, imaginar este tipo de cosas allí. Por suerte cuando yo trabajaba en ese restaurante, esto, que a ratos se me antoja incluso humillante, no existía. La sonrisa del trabajador era voluntaria, aunque se exigiera “estar alegre” y ser “guay” de cara a la clientela.

Si, evidentemente, cabroncetes de los que piden tres o cuatro sonrisas hay en Japón también…

3 comments

  1. Si, si… una sonrisa… que me la hubieran pedido a mi el día que se me crujió en toda la cara el inglés aquel en el “masdonal”.


  2. Es una iniciativa muy bonita, pero a ver quién sonríe un día en el que tu novio/a te ha dejado, por ejemplo. A mi si en esos momentos alguien me lo pidieran lo que haría es darle un tortazo.


  3. Arturo:
    No era MasDonal, era Burrukin de las Ramblas.
    Mejor aún que te la hubieran pedido cuando currabas en aquella famosa tienda de “Frankesteines”, digo pcs por piezas. Uno de aquellos días que la gente quería pegarse, o venían enfadados porque el ordenador les tardaba un día más en llegar.

    Irae:
    Lo peor no es eso… que al fin y al cabo la culpa no la tiene el que te pide la sonrisa. Para mi lo peor es que trabajando de cara al público a veces tratamos (todos, unos más que otros) a la persona que nos atiende como si fuese tonto o más tonto que nosotros… Si encima de eso te dicen “sonríe”…

    Gracias por los comentarios.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: