Archive for July, 2008

h1

277. ¿Churros?

July 17, 2008

Dando una vuelta por el supermercado encontré esta bolsa de supuestos “churros” que no podía dejar de lado ya que la familia de mi padre durante muchos años y antes de que yo naciera, se dedicaron a hacerlos y venderlos.

De esos “hacerdores de churros” queda uno de mis tíos que algunos domingos por la mañana bien temprano hacía y llevaba a casa de mi abuela. Bueno, seguramente los siga haciendo y llevando aunque yo no los vea… Esas porras blanquitas para unos y un poco más fritas para otros. Con café con leche, chocolate… o solas.

Pero bueno, no se puede tener de todo o por lo menos no siempre cuando uno quiere. No, en Japón tampoco aunque mucha gente piense que este es el paraíso… Así que atraído por la habilidad de los japoneses para miniaturizar algunas cosas y por el romanticismo a esos domingos con un churro aceitoso en la mano sentado al Sol de la terraza, me intenté engañar a mi mismo pensando que quizá si sabían a como los que hace mi tío… pero evidentemente no.

Muy monos, muy pequeñitos, muy con su azúcar… y no estaban malos, sabían a bizcocho. Pero no a churros.

Perdón por mi ausencia los últimos dos días, tengo visita desde España y ando bastante liado… intentaré compensar a los más fieles.

h1

276. Qué me gusta de Japón Pt.2

July 14, 2008

Sus olores. Es algo que no puedo retratar en una foto o enseñar con un vídeo, pero Japón está lleno de olores que me transmiten buenos recuerdos o simplemente buenas sensaciones.

Uno de los olores que más me gusta es el del suelo de tatami. La primera vez que entré en un ryokan fue en Tokyo y la primera sensación que tuve al entrar en la habitación descalzo era que ahí adentro había un fuerte olor a algo que daba la sensación de ser viejo. El olor me pareció tan fuerte que pensaba que no sería capaz de dormir ahí adentro. Mentira, claro.

Ahora mismo vivo en un apartamento con el suelo de madera que tiene un olor muy característico también. Si estoy un par de días fuera, cuando vuelvo y abro la puerta me encuentro ese olor de la madera (las paredes son de hormigón armado), es fácil notarlo incluso estando unas horas fuera de casa si el día es muy húmedo.

Es por eso que cuando entro en alguna casa, tienda, restaurante,.. con suelo de tatami y vuelvo a respirar ese olor fuerte que tenía olvidado, el recuerdo de mis primeros minutos en este país vuelve a mi memoria.

h1

275. Habemus iPhone

July 11, 2008

No quería unirme a la cantidad de blogs que estos días hablan del iPhone, blogs que sigo y algunos me gustan mucho, pero es que yo no tengo nada que decir del teléfono de Apple…

h1

274. Un amigo, una Fuji F100fd

July 10, 2008

La semana que viene, me hace una visita un buen amigo de Barcelona. Siempre había dicho que tenía muchas ganas de venir, pero es un cagueta y le daba miedo (aunque el no me lo diga, yo lo sé). El caso es que ahora me manda veinte correos al día para preguntarme cosas y tengo la sensación de que nos vamos a casar o algo así… Está bastante contento (porque viene, no porque se vaya a casar conmigo), nervioso y no sabe que hacer o dejar de hacer, comprar o dejar de comprar.

Me pidió que le pillara una cámara de fotos compacta digital no muy cara para, el día que llega, ponerse a disparar a todo lo que se mueva sin perder un minuto. Después de buscar y rebuscar, comparar y leer críticas u opiniones, ver fotos y funciones… y sobretodo ver precios, me decidí por una Fuji Finepix F100fd. Me llegó a casa al día siguiente de pedirla y sin ningún tipo de cargo extra. La abrí para probarla, por si hubiera algún tipo de problema gordo, encontrarlo lo antes posible.

No es una cámara que me hubiese comprado para mi si tuviera que elegir una compacta, pero él no se va a poner a trastear con software de edición y el presupuesto tampoco daba para la que yo le tengo echado el ojo. Pese a todo eso, la saqué de paseo a última hora de la tarde ya que quería hacer una visita a un sitio importante y después, cuando acabé, como estaba cerca de Kamata (barrio famoso por su concentración de yakuzas), el anterior sitio donde estuve viviendo unos cuantos días, me acerqué al restaurante de “mis amigos”. Y es que, nunca me han tratado como me trata este hombre en un restaurante dentro o fuera de Japón. Tanto, que la última vez que volé desde España, le traje un queso manchego de cuatro kilos de regalo.

Os dejo unas fotos que hice para probar la cámara.

h1

273. K-1 World Max

July 9, 2008

Después de mi experiencia en el sumo, la cual recomiendo a todo el mundo, tenía ganas de más deporte de… contacto. Más contacto y menos rituales, tradiciones,..

En España parece que el boxeo sea algo clandestino o de animales, con retransmisiones a altas horas de la madrugada. Pero no, no quería boxeo, me parece demasiado… ¿suave?. Naaaah, no quiero decir que me pueda poner a dar tortas con ellos, pero el boxeo también me parece, a ratos, aburrido. Yo lo que quería ver era las peleas de Pride, Vale Tudo, UFC o K-1.

Al final fue éste último al que fui que, la verdad, también me pareció un poco suave…

El K-1 World Max es uno de los torneos de K-1 (que me corrija alguien si me equivoco, que soy un novato) fue fundado en 1993 por Kazuyoshi Ishii y se basa en las técnicas del kickboxing aunque los luchadores pueden dominar otros deportes o artes marciales tales como el boxeo, el karate, el tae kwon-do,.. Algunas de las cosas no permitidas (demasiadas para mi gusto): no se puede pelear en el suelo o golpear a un oponente que ha caido, hacer luxaciones, evidentemente está prohibido dar golpes en los testículos o en la ingle, así como usar la cabeza o los codos para atacar. Los guantes son del tipo boxeo, al no dejar los dedos libres es imposible agarrar al contrincante. El combate se compone de tres asaltos de tres minutos cada uno, demasiado corto para mi gusto.

Yo quería era ver algo más del tipo Pride, que aparentemente tiene muchas más prohibiciones pero es más libre… por ejemplo, como se puede pelear en el suelo, hay un par de normas sobre esa práctica; como se puede agarrar al enemigo, hay normas sobre agarres,…

El caso es que el lunes pasado estuve en el Tokyo Budōkan desde las 18h hasta las 22.30h más o menos viendo a tíos dándose tortas, sentado entre japoneses de todas las edades y sexos. Lo digo porque en España parece que el boxeo es más cosa de hombres y aquí habían grupos de chicas animando a su luchador favorito, mujeres bailando al ritmo de la música o gritando animo para Fulanito o Menganito. Muy buena experiencia el compartir afición por la lucha no sólo con hombres. Puedo decir que, sin duda, el sumo es un deporte del que disfruta más la gente mayor (aunque también había mucha gente joven).

El combate que aquí os dejo es el que disputaron Remigijus Morkevicius (Lituania) y Andre Dida (Brasil). He preferido dejar las presentaciones de ambos para que se viese el ambiente del recinto, las dimensiones,.. estoooo… perdón por el desenfoque, los movimientos de cámara, estaba lejos y tuve que tirar bastante de zoom, además… después de la coreografía hortera del lituano, escuchar a Bob Marley a ese volumen, mientras entraba el brasileño, me hizo ponerme a bailar… y cantar. Perdón por cantar fuera del karaoke… no hagáis mucho caso a mi “could you be loved”… (joder que vergüenza)… Prestadle atención a la pelea que merece la pena!!.