h1

285. Nattō

August 5, 2008

Hablar del nattō a estas alturas no tiene ningún mérito, lo sé, pero tampoco quiero plantear esta entrada como “tío, mira lo que me he encontrado en el supermercado!” o “joder, los japoneses comen cosas podridas!”. Simplemente es algo de lo que me apetecía tener una entrada. Además se puede encontrar en algunos restaurantes japoneses fuera de Japón.

El nattō es una de las cosas que te dará un japonés de comer cuando te quiera ver con cara de asco, cuando te quiera sorprender o impresionar. Si tu respuesta no es ninguna de esas tres, es posible que te ponga cara de decepción o “vaya rollo!”. No es extraño que entablando conversación con alguno de ellos te pregunte que te parece o si has probado esa “delicatessen” nipona. “Delicatessen” que a muchos japoneses tampoco les gusta… A mi personalmente creo que lo que más asusta es la pinta que tiene, que la verdad no es que sea de que te entre hambre, pero el sabor no me parece desagradable. La textura en la boca… os la podéis imaginar.

Lo más curioso, por no decir “lo más jodido”, es que como todas las cosas que están malas… es bueno para la salud. Cuántos de nosotros habremos dicho eso de “he leído/me han dicho que es bueno para la salud…” cuántas de ellas han contestado “he leído/me han dicho que es malo para la piel…”. Si no habéis entendido el último punto, no os preocupéis, no es importante…

El nattō se hace… ¿cómo se hace el nattō? Con judías de soja. Se escogen las más pequeñas para que la fermentación sea más rápida y llegue mejor al centro del poroto. Se ponen en agua (supongo que para que se ablanden). Se cuecen al vapor. Se mezclan con la bacteria nattō-kin (Bacillus Subtilis natto). Se deja fermentar a 40ºC más de veinticuatro horas. Se deja enfriar. Se pone en neveras frigoríficas durante una semana para que el proceso de fermentación finalice.

El nattō se vende en supermercados normalmente en paquetes de tres envases, ya que está tan bueno que cuando lo pruebes querrás repetir. En cada uno de ellos, normalmente encontrarás (y digo normalmente porque siempre me lo he encontrado pero seguramente haya alguna empresa que no lo haga), además del susodicho manjar, un sobrecito con dashi (un tipo de caldo de pescado) y otro con mostaza. Para acompañar… o “engañar a la lengua”…

Aquí os dejo un video de como se abre un envase típico de natto y se prepara moviéndolo y mezclándolo en este caso sólo con el dashi y un chorrito de salsa de soja, para comer. Como siempre vuelvo a recomendar ir a verlo a la página de Vimeo en HD y a pantalla completa, creo que merece la pena. Ya me contaréis.

15 comments

  1. Pues no tiene mala pinta, no…😉


  2. Es de esas cosas que no probaría… Algún ancestro prehistórico mío ha sido demasiado exquisito a la hora de probar alimentos, que me ha dejado una huella genética demasiado fuerte.


  3. Hace no mucho vi Moyashimon, una serie de anime en la que un chaval puede ver a los microbios, y según entra en la universidad (de agricultura) es reclutado por un profesor para que le ayude con su don especial. En la serie se habla precisamente de la bacteria para fermentar el Natto, y se habla de otros tantos productos fermentados. Yo después de ver la serie seguramente les he cogido hasta más asquete xD

    Solo por el olor que dicen que tiene, ya seguro que tiraría para atrás.
    Hay que ser un valiente para animarse con eso!


  4. jajajajaja…
    Yo soy UNA de “a muchos japoneses tampoco les gusta” pero lo como todos los días porque “me han dicho que es bueno para la salud” (no sé habrás visto mi entrada sobre esta… Delicatessen xDDDD)
    Los que no pueden comer natto son los que viven desde Kanto para abajo, es decir los del sur (no todos, la mayoría)
    Un español me dijo que los españoles podían comer el natto porque el “olor” se parece al de los quesos de cabra(?)… ¿es cierto?
    Un abrazote!


  5. Mi esposo es del sur, y por supuesto mi suegra también, y se lo comen como si fuera el postre… (justo ayer lo estaban “saboreando”)… Yo, porsupuesto, me mantengo lo sufiecientemente alejada para que no me llegue ni el olor de tan delicado alimento.


  6. Eiiiiii!!!
    Pues no nos comemos por aquí los “quesos azules” (cabrales y demás…) y no dejan de ser quesos fermentados? “Podridos” por decirlo de alguna manera! Pues yo lo probaré!!!😉


  7. Conocía el natto antes de ir a Japón. Una vez estuve allí pude ver como Hideo se lo comía y relamía (mira que le gusta…). Yo no puedo. No puedo con él visualmente y no puedo con el olor (me recuerda al queso, que tampoco me gusta). Eso si, siempre procuraba tener las tarrinas en la nevera para la cena de Hideo y mientras comía, procuraba no mirarlo, jajajaja.
    Un abrazo!!!


  8. Tan típico es el asunto de los extranjeros y el natto que hasta yo lo sufrí en mi última visita a Yokohama antes de volver a España, y decepcioné a mis taimadas amigas japonesas que esperaban verme revolcándome o algo así y resultó que la verdad asco no me dió pero tampoco me llamó la atención, en resumen que si está en la mesa y me ofrecen me lo como pero no lo pediría en el restaurante.


  9. No sé por qué yo me había hecho a la idea de que el natto era algo blanco con textura como de queso fresco a medio cuajar… O.o

    Supongo que lo de atreverse con ello o no depende por un lado de cómo lleves el gusto por los alimentos fermentados y por otro que tan dado seas a probar cosas nuevas.


  10. Hombre, asquerosillo es un rato, pero dicen que es de las cosas más sanas que te puedas meter entre pecho y espalda.

    Un saludo a todos!!!


  11. Arturo:
    Una pena que te hayas ido sin probarlo, verdad?

    pedroramundo:
    Que fácil es echarle la culpa a otroooooos.😉

    NeGrO:
    No conocía la serie, me la apunto a ver que tal está. Últimamente no encuentro nada que me guste…
    A mi no me parece que huela mal… lo que no quiere decir que huela bien…

    nora (UNA japonesa que no le gusta el natto en Japón)😀
    Había leído tu artículo pero no lo recordaba… a mi izquierda dicen “kimochi warui” cuando digo natto+miel. Como si natto sólo fuera “kimochi ii” no?

    nictekono:
    Qué va a pensar tu suegra de ti? Mujer, siéntate a charlar y degustar natto con ellos. Ya verás como en un par de años hasta te empieza a gustar el saborcillo…

    Juan:
    Pues es verdad, a mi el queso azul me huele más fuerte y peor. Pero también me lo puedo comer sin problema… Aunque como el natto, no es una cosa que diga “hostia! que ganas tengo de comer…”

    Nuria:
    Eso es lo peor, ver a alguien comerlo, sobretodo si no tiene experiencia como yo. Que se me quedan la mitad de los hilos en la barba y parezco un perro relamiéndome y rascándome…
    Otro abrazo guapa!

    flamio:
    Pues yo pedí el otro día ensalada de espárragos con natto, que era “osusume” (recomendación) y la verdad es que estaba bastante buena… Evidentemente el natto era mejor que el de cajitas de supermercado, más suave y supongo que a la vez más asqueroso…

    la chica de Potedaia:
    Creo que te confundes con el tofu.
    En España hay tradición o costumbre en comer caracoles… yo no tengo la menor duda: entre caracoles y natto, me quedo con el natto, sin duda. Lo que quiero decir es que en todos los sitios hay cosas… raras o podridas…

    prognatis:
    Eso es lo malo… las cosas más buenas son las que más te joroban por dentro… No podrán fermentar el natto de otra manera que sepa bien? hmmm… voy a pensarlo, a ver si encuentro el invento del siglo.

    Gracias por los comentarios.


  12. A mí el olor y el sabor no me acaban de asustar, porque me encanta el queso azul, incluído el cabrales, y los de cabra (aunque por ejemplo la cuajada no me gusta nada de nada). Lo que parece francamente desagradable es el aspecto y la textura. Creo que no lo probaría, aunque si estuviese allí de viaje lo intentaría, porque seguramente luego no volvería a tener la ocasión.


  13. Carola:
    No te creas, en algunos restaurantes japoneses lo puedes encontrar fácilmente.
    Yo soy de Barcelona y allí me lo encontré en tres restaurantes. Teniendo en cuenta que fui a menos de un 10% de los restaurantes japoneses de la ciudad…
    Seguro que si buscas lo encuentras.
    Dale una oportunidad y luego me cuentas.


  14. […] encontré en la nevera del supermercado un paquete de tres envases de nattō (algo que puedo comer sin problema pero no me llama la más mínima atención)… el caso es […]


  15. he leido que es la mayor fuente de vitamina k2 y mejora la calidad de vida de quienes soportan la osteoporosis. ¿Sabéis como prepararlo? en tarragona no encuentro natto hecho ni el germen ése.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: