h1

329. De Diseño

October 13, 2008

Tuve la suerte de recibir dos kastera de Nagasaki, de diferentes calidades. Uno de ellos el más sencillo de la famosa Bunmeido y el otro de una tienda de barrio cualquiera de Gotō. El formato era idéntico, una barra rectangular de bizcocho dorado y marrón en su parte superior. Ambos perfectos, protegidos por dentro con otra caja y a su vez un papel cubriendo la parte superior para evitar que ésta se marque.

¿Diferencias? La que llamaba más la atención era la diferencia de peso. No los pesé, pero el de Bunmeido… pesaba, mucho para ser un bizcocho de apariencia liviana y esponjosa. El sabor, claro, el de la tienda de barrio estaba muy bueno, comparado con los kastera de supermercado se podría decir que éstos últimos son simples bizcochos, pero el de Bunmeido era increíble. El precio, no lo sé, pero muy probablemente había una diferencia incluso del doble de yenes.

Otra de las cosas que me llamó la atención fue el diseño de las cajas. En Bunmeido para su bizcocho más básico, habían escogido un cartón con acabado en mate y textura al que le habían impreso el logotipo de la casa en tres colores y las letras “Nagasaki, kastera de Bunmeido”. La otra empresa se había decantado por un cartón con acabado en brillo al que le habían impreso un dibujo de los famosos portugueses que trajeron la receta a la isla y las letras “Kastera de Nagasaki”.

En mi opinión, con las dos cajas una al lado de la otra, es demasiado fácil saber cual es “el bueno”. La empresa que hace el que es un poco más modesto creo que debería cuidar más los acabados y no darle la imagen de souvenir o supermercado que le ha dado. Los de la famosa casa, incluso para su “peor” bizcocho son mucho más elegantes y perfeccionistas ofreciendo un producto de calidad que entra por los ojos con solo ver el embalaje. Evidentemente es mi opinión y los comentarios están abiertos el que quiera dar la suya.

Creo que es un error que cometen muchas empresas. Entiendo que haya gente que prefiera fabricar o hacer un producto asequible o barato a un producto de una calidad impagable por la mayoría o un bizcocho de 4.410 yenes (30,3€, precio del mejor kastera de Bunmeido), pero creo que los detalles se deberían cuidar más para que ese producto no parezca de peor calidad de lo que es…

6 comments

  1. Sí que es algo caro, aunque una vez al año no hace daño😛

    saludos !


  2. También soy una fan de los empaques, y lo que dices, por lo general la calidad del producto se percibe en el empaque.


  3. En estos casos es cuando sale la vena de diseñador que llevas dentro, aunque si es cierto que el embalaje con la ilustración parece que sea de un todo a 100.


  4. El diseño y la estética son, sin duda, parte del juego en un mercado competitivo. Todos los detalles que definen a un producto determinan su éxito o fracaso final, desde luego.
    De cualquier manera, cada producto va enfocado a una clientela. De cara a un comprador eventual, obviamente el embalaje es de vital importancia. El producto en cuestión, como bien dices, entra por los ojos. Pero en el caso de un comprador habitual, factores como la calidad del propio producto (sabor, calidad, etc.) son infinitamente más determinantes.


  5. A mi a bote pronto me gustó mucho la caja de Bunmeido, desde luego sin pasar por el análisis que ha hecho un experto del tema como tu.

    Lo cierto es que el gusto japonés es algo peculiar y a veces a nosotros los occidentales en general y españoles en particular, nos puede chocar, pero supongo que ese factor tu que ya llevas tiempo en Japón ya lo has ponderado.

    Un saludo artista.


  6. quicoto:
    Imposible probarlo y no volver a por más…😀

    nictekono:
    Totalmente de acuerdo. Aunque hay veces que los embalajes engañan… son muy pocas.

    Andraeil:
    La verdad es que me gusta prestarle atención a estos detalles, especialmente a las cajas. Pienso como tu, se puede usar el dibujo sin que quede tan “de supermercado”.

    Alvaro:
    Totalmente de acuerdo. Lo bueno sería que más empresas se pusieran la meta de hacer el mejor producto y no el más barato… De todos modos, tampoco se trata de engañar del todo, comprar un producto “barato” que tiene unos acabados “elegantes”… no creo que sea tan difícil y el cliente creo que lo agradece, incluso cuando ya está familiarizado con el.

    flamio:
    Supongo que tu, como yo y la mayoría de gente, delante de las dos cajas, si los bizcochos tuvieran el mismo precio más o menos… te llevarías la de Bunmeido.
    Si, es una suposición… pero es difícil renunciar a lo que entra por los ojos…
    Gracias!

    Gracias por los comentarios!



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: