Archive for October, 2008

h1

337. Cartelería variada Pt.3

October 23, 2008

Iván, un compañero de clase que es de Madrid (¿quién ha dicho que en la capital no hay gente buena? que me entere yo!), se ha encontrado este cartel en un parque de Nosédonde y me lo ha mandado para que lo ponga en el blog.

Arriba pone “Tengamos a los perros atados” (con correa, vaya). A la izquierda (mano que coge el tenedor y que sólo los zurdos y los raros usan para masturbarse) dice bien clarito “Esta zona es para que los niños jueguen, no llevemos perros dentro” y a la derecha (la mano amiga del hombre y de las mujeres que dicen la verdad) pone algo así como “Después de haber jugado en la zona de arena cúbrela con esta malla por favor” (no hace falta ser muy listo para saber por qué viendo el dibujo…).

Y digo yo, ¿por qué se siguen usando a los típicos muñecos hechos con cuatro líneas y una circunferencia para ilustrar carteles? Quiero que todo el Mundo esté lleno de carteles como éste, coño.

h1

336. Gajes del oficio

October 22, 2008

Unos tienen la suerte de dejarlo, como el vasco de Ikusuki y otros tenemos la suerte de cogerlo… no sé si me explico…

Nunca me he negado a ponerme de traje para ir a un trabajo, no creo que sea el mejor atuendo para rendir y trabajar cómodo, pero si es necesario… El llevarlo en Japón, supongo que por la afinidad a la cantidad de gente que uno se encuentra de esta guisa sobretodo por la mañana, no me “molesta” tanto, ni me veo tan raro, ni estoy tan incómodo como para estar deseando llegar a casa (el tema de los zapatos no está incluido en la última frase), aunque evidentemente lo primero que hago al llegar después de todo el día es ponerme más cómodo, muuucho más.

Como algunos amigos (y amigas) me han pedido alguna foto porque no se lo podían ni imaginar (y no se lo querían perder, claro), he querido dejar constancia de mi fvalenciano Traje Edition. Cuando el tren pasaba por los túneles que hay volviendo a casa, me veía reflejado en el cristal y me pareció una imagen poco forzada y bastante cotidiana.

No, no se ve muy bien, está oscura, tiene mucho ruido… pero le da un royete que me parece muy natural.

h1

335. Burūberī Chīzukēki Kit Kat

October 21, 2008

Como ya dije que quería hacer las entradas de Kit Kat al día y que no se me fuesen acumulando, aquí va otra más. Hace apenas una hora salía de cenar una sopa de fideos negros (por la tinta de calamar), de la que me gustaría hablar en otro momento y me pasaba por el konbini del barrio que tiene más sabores y más raros de esta chocolatina de Nestlé, según mis predicciones es hora de algo nuevo.

Un poco apartados y difíciles de ver me he encontrado éste y otro sabor en un formato que hasta la fecha no había visto, una sola barrita. En este caso hablo del Kit Kat con sabor a tarta de queso y arándanos que me ha costado 42 céntimos (0,3€). La verdad es que hubiera sido curioso encontrarse el chocolate del mismo color que la baya azul, pero no. Como aparece en el dibujo, era blanco.

El sabor… y que conste que lo estoy masticando… vale, quizá si que tenga un deje a la tarta de queso, pero debe ser muy suave. De todos modos no estaba mal, yo le doy el aprobado justillo. Si alguien lo encuentra (me ha dado la sensación de que no es tan común como otros, quizá por el formato), lo prueba y quiere dar su opinión, los comentarios están abiertos. Evidentemente para los que no puedan o quieran probarlo, también.

h1

334. Anmitsu de supermercado

October 20, 2008


Haciendo la compra en el supermercado, me encontré este anmitsu en la nevera que valía poco más de 300 yenes (2,1€) que eché en mi cesta para probar y comparar con el de Jiyugaoka aunque evidentemente como se suele decir “there’s no competition“.

Si, el de la cafetería del “barrio para chicas” es algo más del doble de caro e infinitamente más exquisito, en presentación y sabor, pero, para salir del apuro, éste tampoco es mala idea. De todos modos, la receta y elaboración de este dulce japonés no me parece extremadamente difícil… quizá me equivoque, a ver si me atrevo algún día y añado otra versión: la propia.

Me llamó la atención la presentación, que pese a no ser muy elegante o bonita si era práctica. Todos los ingredientes en bolsitas envasadas y con una cucharita supongo que por si acaba como postre en una barbacoa en el campo o algo parecido, donde es posible olvidarse los cubiertos… Además, aunque en este caso lo serví en un pequeño bol para que fuese más fotogénico, si al envase de plástico le quitas el papel, puedes servirlo ahí mismo, con lo que se demuestra que éste un postre más para comer fuera que en casa. Es una gran idea lo de que dentro del envase venga todo lo necesario. Otra muestra de algo barato y de calidad justa, que no significa que esté mal pensado o descuidado.

h1

333. La camiseta de hacer amigos

October 19, 2008

Compré esta camiseta la primera vez que fui a ver el sumo en solidaridad con Takamisakari y para demostrarle a la gente que me cae bien. Una prenda que visto de vez en cuando como cualquier otra camiseta. Al principio no hacía distinción para sacarla del armario, pero al final le pillé el truquillo a cuando escogerla.

Uno, como todo el mundo supongo yo, no tiene el ánimo siempre para que le señalen, le dirijan una sonrisa o incluso se rían de el… por eso, en los días en los que no me siento tan “amigo del Mundo”, no puedo llevar la camiseta que en letras doradas pone “Takamisakari”. Si por el contrario estoy contento y con ganas de hacer amigos… no hay ninguna mejor para la ocasión. Llevándola por la calle no es nada raro encontrarme a un grupo de chavales que hablen y me señalen con disimulo, alguien que se ría, alguna pareja que me de conversación, alguien que lo imite a quien yo corrija y le diga “no, no es así, cuando Takamisakari gana hace esto y cuando pierde esto otro”, para que esa persona responda “uaaa! si si si”.

El que me conoce sabe que soy una persona de camiseta de manga corta, no importa la época o el día, siempre en camiseta de manga corta (aunque lleve encima alguna chaqueta, claro)… es por eso que poco a poco ésta se ha ganado el título de “la camiseta de hacer amigos”. Cuando la saco del armario normalmente es con la frase de “hoy estoy contento!”. Entonces a los que me miran y señalan con disimulo les saludo, voy andando imitando al luchador de sumo por la calle,..