Archive for September, 2009

h1

440. Esa canción, en ese momento

September 21, 2009

001_Los vecinos del tercero volvían a tener el ascensor ocupado haciendo las funciones de montacargas, así que puse las Timberland en los escalones y fui bajando a buen ritmo hasta el rellano. Ya en la calle, me calcé los auriculares de la mejor manera que me dejó la mano que sujetaba el genmaiccha que me había pedido el tito Aurelio. Saqué el iPhone del bolsillo derecho de mis bermudas y me volví a preguntar “qué hago con el pasaporte encima una semana después de haber vuelto a Barcelona” cuando lo rocé con los dedos.

Cierto es que hacía un día de cojones, tanto, como que una hora antes había estado tomando el sol tumbado en el suelo de la terraza de casa de mi abuela. Misión: recuperar un par de puntillos de color que perdí en Japón. Nada, diez minutos con una toalla vieja e intentando coger unos minutos de descanso.

002_

Y ahí estaba yo, camino a la estación del barrio. Doscientos gramos del mejor genmaiccha que encontré unos días antes de volver en mi mano izquierda y el reproductor de música en la otra. Deslicé para desbloquear. Introduje el código. Pulsé el icono de iPod, el de Canciones y Aleatorio. La portada del disco “I Predict a Riot” de Hezekiah aparecía en la pantalla y antes de que me diera tiempo a pasar al siguiente tema, las palabras de Bilal en el estribillo me robaban una sonrisa por sorpresa y me hacía mirar ese cielo azul que parecía querer decirme algo…

“I’ve been struggling for so long, but something keeps telling me keep on looking up”…

Keep on looking up, Fran.

003_

Advertisements
h1

439. ¿En qué momento?

September 2, 2009

_Colegio2

Hace ya nomeacuerdocuanto escribí esta entrada que dejé aparcada por falta de tiempo. Por aquel entonces los niños aun estaban en la escuela y faltaban unas semanas para que disfrutasen de las vacaciones. Mi primo y yo, fuimos a hacer las fotos para orlas y anuarios de algún colegio. Uno de esos era en el que nosotros mismos habíamos estudiado EGB hace ya unos cuantos años…

Cámara. Fondo blanco. Flash remoto con paraguas difusor. Silla de camping. Mac Book Pro con la pantalla recién calibrada. Tres tarjetas de memoria. Más de trescientos alumnos con edades que empezaban en los tres años.

Paseando por su patio o recorriendo los pasillos era imposible que un recuerdo (bueno o malo) te viniera a la cabeza. Han hecho reformas y algunas instalaciones han cambiado bastante, pero siguen conservando ese algo. Donde corrí, me pelee, me enamoré perdidamente por una semana tantas veces, saqué todas esas malas notas, me destrocé las rodillas o hice de portero otras tantas en un equipo formado por compañeros de clase que no me querían ahí porque era demasiado malo…

Los mismos pasillos estrechos que me parecían enormes o los colgadores de chaquetas a la altura de mi pecho que antes me costaba alcanzar. La segunda planta del edificio, donde iban los mayores, donde al principio subía con un “uau!” en la boca y por donde años después acabé paseándome con la cara llena de granos. Pavoneándome como uno de los de octavo…

_Colegio1

Cuando estudiaba allí, pensaba que algunos profesores eran un poco cabroncetes y mientras hacíamos las fotos a los niños, volví a tener la misma sensación: el sector de cabroncetes no acoge sólo a los alumnos que parecen no tener ni una sola idea buena, también a maestros que gritan como locos o llaman a los niños por motes que provocan las risas de sus compañeros. Ojo, no estoy diciendo que los colegios españoles estén llenos de malos educadores, pero sí creo que algunos, los menos, tienen… algunos malos hábitos. Siguen habiendo profesoras capaces de robarles un ratito en el baño a los niños más imaginativos como yo lo fui. Como yo lo soy. Maestros que son capaces de enseñar, entretener, divertir y tratar como amigos a niños que tienen veinte años menos que ellos.

Evidentemente, desde que yo y mis compañeros dejamos las aulas con más o menos suerte, la escuela ha cambiado. Pero de todos esos cambios, el que más me ha llamado la atención fue el hecho de ver personas de diferentes países en todas las aulas. Colores. rasgos. Culturas… Viéndolo con mis ojos sentía envidia de esos niños a la vez que pensaba… ¿en qué momento se va todo a la mierda para que dos personas se maten por el simple hecho de no ser iguales? …

_Colegio3