Archive for the ‘Food’ Category

h1

447. En la nevera

November 17, 2009

A casi tres horas en barco desde Motofunamachi, donde siendo noviembre aún hace suficiente calor como para ir en manga corta, donde encontrar salmón en un restaurante de sushi no es tarea fácil, donde sólo hay un konbini a cientos de kilómetros a la redonda, donde uno se puede sentir el único occidental del mundo durante meses… para mi sorpresa, había esto en la nevera:

jamon_1

chorizo_

jamon_2

Advertisements
h1

431. Libritos

May 5, 2009

libritos1_

Estando en Japón, me hice libritos alguna vez. No fue fácil. Encontré alguna carnicería que vendían la carne al corte, pero no me veía lo suficientemente preparado como para plantarme y explicarle al carnicero en cuestión que quería lomo de dos colores, cortado ni muy fino, ni muy gordo, para hacer libritos. ¿Cómo se dice lomo en japonés?, ¿cómo se dice lomo de dos colores?, ¿y libritos?… Bueno, creo que le podía pegar el sermón y explicarle como tenía que cortar la carne haciendo referencia a “como un libro”. Lo del lomo (olvidémonos de los dos colores), muy posiblemente lo podía encontrar en el diccionario electrónico que el bueno de Flamio me acompañó y asesoró en comprar un día en Akiba… pero descarté la aventura de entenderme con el carnicero en pos de la de encontrar carne que parezca lomo y sea un poquito gorda en el super, cortarla y preparar semejante manjar lo mejor que uno puede.

La anécdota fue divertida pero engorrosa. Aunque podría haber sabido lo que era lomo y lo que no muy fácilmente, opté por fiarme de mis ojos con lentillas. Me planté frente a la nevera de la carne y fui descartando lo que era pollo o pájaro de lo que era ternera o marrano. Acabé echando en mi cesta una bandeja de algo que parecía lomo, o por lo menos se parecía a algo que yo ya había visto en la carnicería de mi barrio, así que no podía estar malo…

libritos2_

El queso fue un problema, me gustan los libritos con queso de verdad y no la mierda esa con forma cuadrada que parece plástico. El encontrar “queso de verdad” en Japón no es imposible, pero tampoco tan fácil como lo es en España. Así que le tuve que poner queso de ese que dicen que alimenta como nosecuantos vasos de leche, pero no sabe a nada y tiene peor pinta. El jamón cocido, mucho más pequeño que el que se puede comprar en las charcuterías españolas (que no nos engañemos, es bastante grande) muy posiblemente porque el consumo sea mucho menor, me pareció menos jugoso y fresco y me recordó más a una mortadela, de todos modos, de sabor no estaba mal.

Bueno, me junté en casa con el queso en lonchas, el jamón cocido y esa carne cruda que parecía lomo (lo era). Rebusqué entre los cajones el cuchillo que me daba una probabilidad más alta de no cortarme la mano en un mal gesto, lo intenté afilar un poco más en la base de cerámica sin acabado en brillo de un bol y lo usé lo mejor que pude, que no voy a decir ninguna mentira, no fue todo lo bien que debería haber sido. Puse el relleno. Enhariné. Pasé por huevo. Rebocé con pan rallado. Freí en aceite. Saqué a una bandeja con papel de cocina, y compartí en compañía japonesa que a los primeros cortes miraba el jamón y el queso dentro diciendo “omoshiroi” y “oishii” repetidamente.

La verdad es que para no tener los mejores ingredientes para esta receta, o por lo menos no los que uno está acostumbrado a usar, aunque el sabor, evidentemente, no era el mismo, daban el pego en un momento de nostalgia del paladar e incluso te podían hacer quedar como un apañao delante de la chica que esperaba mientras preparaba la mesa, a que acabases de hacer la comida…

libritos3_

h1

427. Alga nori coreana

April 20, 2009

nori1_

Hace unos días vinieron los padres de un colega coreano y le trajeron un cargamento de comida. Él, hizo un poco de promoción de su tierra y me invitó a su casa a comer. Cocinó platos que se comen a diario en Corea mientras yo lo veía a través de la pantalla de mi SR11 e intentaba explicar lo que era cada cosa.

Además, me dió algunas cosillas entre las que se encontraban un par de botes de alga nori. Él ya sabía que a mi me gusta mucho más que la japonesa, así que después de decir la frase de “puedo pedir que me traigan más para mi“, puso dos latas en mi mano e hizo que mi cara y mi paladar se alegraran. Aún así, como eran dos, más tarde quise compartir una de las latas con otra persona que también sé que le gustan y no las puede comprar… Me quedé con una.

Este tipo de alga nori, se caracteriza por estar tostada y tener un poquito de sal. Se deshace en el paladar dejando un sabor suavemente salado que me encanta. Una compañera de clase coreana, me decía que en su desayuno, cada mañana, había este tipo de alga, y me recordó a la vez que oí que los coreanos dicen que es buena para la piel, por eso muchas chicas comen todos los días. La verdad es que no sé si es cierto.

No he hablado con todas las personas que conozco sobre si han probado y qué les parece este producto de Corea, pero con todos los que lo hablé, coincidimos en que están buenísimas.

Hacedme caso, si tenéis la oportunidad… no la dejéis escapar.

nori2_1

h1

425. Kukkīpurasu Zenryuko Kit Kat

April 15, 2009

kitkatgalleta_

De la familia de los Kit Kat’s Cookies Plus. Mismo formato que el anterior, una caja con dos barritas envasadas separadas, de un tamaño un poco mayor al normal. Una chocolatina con un toque clásico, negra y un poco amarga.

Su atractivo principal era que la galleta interior, en esta ocasión, se trataba de una galleta de trigo integral, siendo más arenosa y basta dentro de la boca. Lo cierto es que no me gustó porque no soy muy amigo del chocolate, pero me pareció un producto de calidad teniendo en cuenta que su precio es de unos 140 yenes y su comercialización se limita a muy pocos meses en tiendas de 24 horas.

Si os gusta el chocolate con galleta (o lo mismo pero al revés), creo que os gustará.

h1

424. Unagi no hone

April 14, 2009

unaginohone_

La primera vez que comí hueso de anguila fue en un restaurante que basaba casi el 100% de su menú en dicho pez de río.

Recuerdo que pedí el típico bol de unadon (o unagidon) y unos pinchos (ya puestos, ¿no?).

Junto con las bebidas, agua, la chica puso en la mesa un platillo con unas cuantas raspas fritas. Lo primero que me vino a la cabeza fue \”esto te lo comes tú iaputa y a mi me traes la chicha\”, pero me dijeron que era bastante normal encontrarse semejante manjar como tapa en los restaurantes de este tipo. ¿Qué clase de negocio pone como tapa una raspa frita? Que se lo digan a un granadino.

Viendo que los demás comensales atacaban sin miramientos al plato, decidí meter mano yo también… y oye, que estaba la mar de bueno. La textura es crujiente y el sabor (evidentemente a anguila, claro) no estaba nada mal tampoco. Con un refresco y una película, que se quiten las palomitas o las pipas…

A ver si junto más gente en los comentarios diciendo que si lo catarían, que los que dicen que no.

h1

419. Sashimi de supermercado

March 22, 2009

sashimi_

Que llevo unos días ocupado, es evidente. Cuando me preguntan, digo que ando liado entre trabajo, estudios, exámenes y demases… si, “demases” significa alguna que otra fiesta, cena en casa de amigos, un zumo de piña compartido en la misma mesa en la que otros beben cerveza y me preguntan “Fran, ¿por qué no bebes alcohol?”.

La penúltima fue ayudar a un compañero de clase a cambiarse de apartamento. Un encuentro entre coreanos, chinos y un servidor. Un grupo no muy grande, pero si bastante variado.

La verdad es que el día fue de lo más animado, divertido, curioso… Ayudamos al chaval a cargar con sus trastos media hora en tren más las correspondientes caminatas hasta las estaciones, por el económico precio de que pagara los ingredientes suficientes para cenar esa noche y que alguno bebiera algo más de lo que debía… y no es por ponerme en plan padre. Sí, soy el mayor aunque a veces me de la sensación de que se les olvida cuando me tratan como un niño porque no entiendo coreano o chino, como si no me enterase de qué va la cosa…

El caso es que, después de haber dejado las cajas en la habitación y ordenado un poco, pusimos de nuevo los pies en la calle y nadie tuvo la boca pequeña para pedir lo que quería cenar a cambio. Compramos carne, calamares, maíz, fideos,.. y esta bandeja de sashimi que costó 1200 yenes. Me pareció barato y como hace tiempo hablé sobre el “sushi asequible”, en aquel caso de restaurante, pensé que sería buena idea enseñar uno de los sashimi más baratos… el de supermercado.

Una noche entretenida degustando platos sobretodo de la cocina coreana, echando unas risas que nunca están de más y forjando amistades con gente quizá no tan diferente a mi, o sí, que antes eran casi completamente desconocidos…

De todo lo que oí y me dijeron esa noche, me quedo con “siento mucho no haberte conocido antes”. No me lo habían dicho nunca. No te preocupes, tarde o temprano, todo se rompe.

h1

418. Jasumin Tī Kit Kat

March 12, 2009

jasumin_

A mi que no me gusta el té (creo que ya he dicho alguna vez que me parece agua sucia), este otro Kit Kat… lo tenía difícil para convencerme.

Empezando desde fuera, puedo decir que la caja era bonita. Quizá por los colores usados me daba la sensación de infusión. Me transmitía esa tranquilidad de la que supuestamente puede presumir provocar el té chino de jazmín… pero vamos, que la he abierto de un pellizco medio rompiendo el envase con pocas esperanzas de que me agradase, he sacado un paquete con dos de las cuatro barras de chocolate, lo he roto no por donde pone open, he separado las chocolatinas casi sin que se enterasen, le he pegado un mordisco a la que se ha quedado en mi mano derecha,.. y con toda esa tranquilidad producida por el jazmín, he dejado las tres barritas y media en la nevera. Conclusión: si el té no te gusta, el chocolate con sabor a té… es posible que tampoco te guste.

Por cierto, que ya lo he dicho alguna vez también… no me gusta el té… pero sí el chai indio. Mucho. Desde que el tito Aurelio me invitase a catarlo en Barcelona.