Archive for the ‘Graffiti’ Category

h1

443. Shoefiti

October 22, 2009

shoefiti01_

Hace ya unos meses que Tomás, un colega, me explicó cuál era el significado de esas zapatillas de deporte colgando en algunos sitios de la ciudad. Cables de teléfono, electricidad o incluso árboles desde donde se exhiben con alevosía. Al parecer, son icono para identificar una zona no controlada por la policía. Bueno, evidentemente como todas las formas de expresión (desde mi punto de vista) empiezan como una reivindicación o muestra desde el subsuelo (quizá en este caso) y acaba como una forma de moda o cliché fashion incluso en los barrios marginales, donde esos chavales lucen el icono más para estar guapo que para manifestar una queja o reivindicar algo.

Pues no me había parado a pensarlo… ¿zona libre de control policial? ¿zona que se rige por la ley de la calle?… siempre las había visto como un detalle de arte urbano (sí… me parecen arte urbano, como ya he dicho antes, una expresión artística de la gente de la calle) que me gusta. Me gusta, siempre y cuando no exceda, no sea sobrecargado o se explote como motivo para vender pegatinas…

Investigué un poco para hacer una entrada con lo que había aprendido y con poco que encontré, me di cuenta de que realmente era imposible hacerlo de forma certera. Páginas y páginas llenas de historias, leyendas urbanas, cuentos… muchas de ellas aparentemente expertas en el tema y varias se contradicen. ¿Zona libre de policías?, ¿zona de venta de drogas?, ¿ajuste de cuentas saldado? y podría seguir con varias más…

Lo que parece seguro es que el termino shoefiti proviene de la unión de las palabras shoe y graffiti. Se entiende como una forma de graffiti aéreo, llegándose a firmar la suela de las zapas para presumir de pieza amarrada en ese rinconcito en lo alto.

shoefiti02_

h1

203. In search of… Graffiti

March 26, 2008

Con la buena noticia de que el 27 de Marzo Al Green pondría un nuevo disco en la calle con el nombre de “Lay It Down“, producido por The Randy Watson Experience aka James Poyser (english) y ?uestlove (english). El reverendo, el cantante, el compositor, el músico, la leyenda. Me puse mi camiseta de “J Dilla Rest in Beats”, me calcé las Timberland, mapa de lineas de tren en el bolsillo izquierdo, iPod en el derecho y salí en busca de algo de hip-hop en Japón, que yo sé que hay mucho pero lo tengo que encontrar.

Ir caminando por las calles de Dogenzaka y que algún chaval con gafas de sol por la noche, pantalones anchos y una gran cadena de oro te mire de arriba abajo es gracioso, como cuando te sientas en el tren y la persona de tu lado se levanta o como cuando te encierran quince minutos en una habitación del aeropuerto y te hacen muchas preguntas antes de entrar a Japón. Divertido. Las chicas de Shibuya están muy bien, créeme. Yo si fuese tu, me creería. No, la música que suena en la radio y en las tiendas de ropa y que tu llamas hip-hop no es hip-hop, tío. Esos coches que veo por aquí con llantas grandes, muchas luces, pegatinas con el símbolo del dolar y cosas brillantes… no, esa mierda tampoco es hip-hop. Naaah.

Desde que nació en el Bronx y el Harlem de los 70’s entre negros y latinos, el Hip-Hop es, apunta:

UNO: Emceeing (MC)

DOS: DeeJaying (DJ)

TRES: Breaking (B Boy)

CUATRO: Graffiti (Graffiti Writers)

Todo lo demás son historias para no dormir. La moda, el bling bling (español | english), los coches,.. todo eso está muy bien… pero no es Hip-Hop.

Después de mi fracaso y decepción en el parque Yoyogi en busca de algún grupo de rap de verdad, pasé directamente del punto uno al cuatro. Me fui a buscar graffiti.

Salí tarde de casa. Me quedaban quizá un par de horas de luz. Cargué la Pasmo con mil yenes y pillé el tren en dirección Yokohama. Destino: Sakuragicho (english). Había oído que allí podría encontrar bastante graffiti. Me baje en Minatomirai (english) y anduve hasta Sakuaragicho, seguramente por el camino largo, el que me conoce sabe que tengo un defecto de fabricación en lo que a orientación se refiere… Sobre mi cabeza se alzaban los 295,8 metros de la Torre Land Mark y era imposible no entretenerse mirando. Al final llegué donde quería llegar.

Era casi oscuro cuando llegué a Sakuragicho. Bajo las vías habían metros y metros de graffiti y otras técnicas artísticas que no eran spray y que alguno diría “entonces no es graffiti”. Yo, quizá como estudiante de arte, en ese sentido tengo la cabeza un poquito más blanda. Estuve haciendo fotos hasta que la cámara me pedía forzar el ISO a 1600 cosa que no quería o aguantar a pulso tiempos de exposición que no se pueden aguantar sin que la foto salga trepidada…

Conclusión… necesito un trípode ligero, lo de hoy no lo salvaba ni con un monopie, para poder hacer exposiciones más largas e ISO bajo en sitios oscuros como el de hoy. Apunto en mi cabeza volver a Sakuragicho otro día con más luz, vi algunas piezas que me gustaría fotografiar.

Viendo el ruido que tenían las fotos no he querido reducirlo con algún filtro y me ha parecido que pasándolas a blanco y negro quedarían mucho mejor que en color. Dos muestras, cuando vuelva con más luz pongo más.

sakuragicho1.jpg

sakuragicho3.jpg