Archive for the ‘Qué NO me gusta de Japón’ Category

h1

295. Qué no me gusta de Japón Pt.3

August 21, 2008

Lo sucia que está la playa en general. A veces me da la sensación que los japoneses no se preocupan o respetan lo suficiente el agua que les rodea y eso es lo que más me cuesta entender desde que estoy aquí.

No he preguntado muchas veces a que playa puedo ir que esté bien, pero cuando lo he hecho, siempre he tenido la misma respuesta: Okinawa. Eso viene a ser como si a alguien que vive a una hora de la costa en la península española, le dices que para darse un buen chapuzón se tiene que ir a Canarias.

Estoy seguro que no es necesario irse tan lejos para disfrutar del mar, pero Yokohama (el puerto), Enoshima, Kamakura y algún que otro sitio en el que he estado y ahora mismo no recuerdo, me han impresionado por lo sucio que estaba no sólo el agua. Además, lo normal es escuchar en boca de los japoneses que, en general, el mar en Japón está sucio.

Cuando tenga la suerte de visitar el Norte o el Sur u otras zonas costeras del país ya os contaré que tal me han parecido. Si hay alguien de los que me leen que quiera dar su impresión o recomendar un buen sitio para remojarse en este conjunto de islas… que no dude en hacerlo.

Advertisements
h1

266. Qué no me gusta de Japón Pt.2

June 26, 2008

Tenerme que justificar delante de la gente cuando digo que algo no me gusta de Japón. Especialmente delante de un japonés.

Vale, entiendo que las personas se apeguen al país en el que nacen, crecen o simplemente el que les gusta, pero no recuerdo que, cuando algún amigo me ha dicho “tal o cual cosa de España no me gusta”, he intentado convencerle de que de donde el viene la cosa es igual o peor. Si me han dicho “en España sois racistas”, evidentemente generalizando (considero que es inevitable en estos casos y no se debe tomar siempre como un ataque o algo personal), he pensado que la opinión de esa persona es más clara que la mía que lo veo “desde dentro” y posiblemente ajeno a ese racismo.

La segunda vez que volví de Japón a Barcelona, hablando con un amigo extranjero le contaba que en Tokyo, alguna vez me había sentado en el tren y la persona de mi lado se había levantado. Yo bastante indignado. Me contestó “pero eso me pasa a mi aquí, en el metro, de vez en cuando”. Llámame ingenuo. No tenía ni idea. Me quedé de piedra.

Japón no es la panacea. Es un sitio que me gusta, que tiene muchas cosas que me encantan y otras (menos) que no. España tiene muchas más cosas que no me gustan, pero eso se debe, entre otras razones, a que se bastante menos de Japón. Casi todo pasa inadvertido para mi. Política. Televisión. Noticias. Leyes. En parte porque así lo quiero yo. Pero estoy seguro de que este país tiene muchas cosas que no me gustan y desconozco.

Cuando digo que algo no me gusta de Japón no estoy diciendo que en España sea mejor. Vale, quizá de pie a que se sobre entienda. Pero no tiene por qué. Si digo que de entre cuatrocientas personas me pidan la documentación a mi por ser el occidental me parece racismo, no estoy diciendo que eso no pase en Barcelona. Pasa y mucho más. Seguramente. Posiblemente también se deba a que el número de inmigrantes es mayor.

Me jode y mucho que alguien japonés me intente vender la moto de que me piden la documentación por seguridad porque hay extranjeros que no tienen papeles. Me repatea tenerme que convencer a mi mismo de que gracias a eso, estoy en un sitio más seguro.

Hasta donde llega mi ignorancia, que es muy grande entre otros motivos debido también a mi indiferencia o pasotismo hacia muchas cosas, por eso corregirme si me equivoco (por favor), creo que en España hay ayudas para los inmigrantes que ponen negocios, que tienen hijos que van a escuelas públicas, que necesitan un hogar,.. por eso si digo que me parece vergonzoso que, en algunos casos, un trabajador extranjero tenga que pagar más impuestos que el mismo trabajador japonés, no quiero oír “pero es que en España…” Es posible que aquí también haya ese tipo de ayudas para la gente que viene de fuera e intenta hacer una vida aquí. Lo desconozco.

Habrá quien piense por qué no me preocupo del racismo en mi país antes del que hay en Japón. El que diga que las ayudas en España se las tendrían que dar a los españoles. Evidentemente no puede faltar el de “si en España no dejasen pasar tantos negros, chinos, sudacas y moros estaría mejor”.

Si estas dentro de uno de los dos primeros grupos… es posible que me haya explicado mal sobre qué es lo que no me gusta. Si estas pensando lo de chinos, negros y todo eso… ¿cómo coño has llegado a mi blog? sal de aquí hijo de puta!

h1

233. Qué no me gusta de Japón Pt.1

May 1, 2008

Que todos los “chinos” (entiéndase en este caso como una palabra despectiva que acoge todo lo que es asiático o se le parezca) son iguales, es la gilipollez más grande que uno puede decir u oír. Que todos los “chinos” son pequeños es otra tontería.

Aunque no te lo creas, es cierto que Japón es un país relativamente barato (para un español, mis compañeros de clase chinos dicen que Japón es carísimo, claro). Normalmente y salvo excepciones, los precios de las cosas de uso diario son inferiores o iguales a los de España.

Mucha gente se esmera en decir que los precios de los aparatos de electrónica ya no son tan diferentes y no merece la pena comprar aquí… pero no es cierto. Es posible que la diferencia sea menor de lo que era hace años, pero bastantes cosas siguen siendo mucho más baratas.

El transporte es caro… hay muchas lineas y diferentes empresas, cada vez que bajas de un tren y montas en otro toca pagar. De todos modos, desde donde vivo hasta la escuela en Shibuya pago 210 yenes por recorrido (1,30 euros). En veinte minutos me planto en mi destino. Un tren casi cada cinco minutos o menos… Creo que en España pagaba 1,20 desde casa a la escuela por treinta minutos de trayecto y pasaba un tren cada quince minutos (en fin de semana cada media hora). Lo que quiero decir es que, en mi caso, un día cualquiera, no gasto más dinero en transporte del que gastaba en España.

Es cierto que muchas cosas de consumo diario son más baratas, pero también es cierto que casi todo es considerablemente más pequeño. ¿Soy el único que se ha dado cuenta de que el flan es como un petisuis crecidito?.

Esa es mi “queja”, en el supermercado hay cosas que son iguales como un litro de leche, pero muchas otras que son más pequeñas. Los huevos van por decenas. Los yogures son pequeños y normalmente los venden sueltos o en paquetes de tres. Media lechuga tipo iceberg. Las bolsas de patatas tienen seis patatas en el mejor de los casos y pesan un kilo. El pan de molde es un poco más grande pero tiene quizá ocho rebanadas. Las bandejas de carne con dos filetes. Media barra de pan en la panadería. El jamón cocido envasado no es más grande que la mortadela mini de España. La bolsa de las madalenas tiene cuatro dentro. Los pimientos y las berenjenas parecen de las cocinitas de plástico de las niñas…

La calidad de los productos me parece excelente y el precio normalmente no es caro, pero lo que nadie había dicho es que casi todo es más pequeño.