h1

444. El señor Tanaka

October 26, 2009

yomismo_

El señor Tanaka fue directo desde el principio. En un correo con varios consejos, me dijo que, por motivos que no podía decirme (que acabó comfesándome más tarde), no me podía dar trabajo aunque mi portafolio variado le llamaba la atención. Acababa su escrito haciéndome dos preguntas que quise responder por su amabilidad y por si cabía la posibilidad de dejar alguna puerta abierta ante ese misterioso “por motivos confidenciales, no puedo contratarte”. La primera de ellas: por qué había escogido su empresa. La segunda: que le dijese cosas buenas y malas de mi mismo.

Aparentemente tenía poco que perder y habíamos llegado a un punto más allá del de “dueño de empresa – chico que busca trabajo”. Aunque el escenario seguía siendo mi fría habitación de paredes de hormigón armado y me encontraba sólo escribiendo en mi MacBook, no me era difícil imaginarnos en cualquier restaurante del barrio hablando delante de una cena de menos de mil yenes y algunas bebidas.

¿Por qué su empresa? Le quise decir la verdad. Porque era una empresa de diseño y yo necesitaba trabajo de diseñador. Porque había visto cosas muy interesantes en su página web. Cosas que no había hecho nunca y de las que podía aprender. Pero a la vez porque también había visto cosas que creía que podía hacer mucho mejor. Por eso, porque creía que podía aprender de lo que se hacía en su casa y aportar conocimientos que creía que no tenían. Él me dijo que le habían gustado mucho mis fotos, la cual cosa me hizo gracia ya que mis conocimientos de fotografía son como aficionado y bastante básicos… yo soy diseñador gráfico, pero cierto es que lo primero que pensé que podía mejorar en la empresa del señor Tanaka eran las fotografías…

Sobre lo de que le contase cosas buenas y malas de mi… La verdad es que, aunque no lo parezca no me gusta hablar de mi mismo, o sí, pero mucho menos cuando me preguntan… Así que le dije dos cosas buenas y otras dos malas. Lo positivo: que tengo facilidad para aprender métodos y herramientas nuevas de trabajo y es raro que me tengan que decir cómo se hace algo dos veces. Que, ya sea en equipo o individualmente, no tengo problemas para desarrollar ideas. Lo negativo: que soy un maniático perfeccionista y a veces puede ser molesto trabajar conmigo, me gusta medir las cosas al milímetro y que todo esté en su posición exacta (la cual cosa no quiere decir que lo haga todo bien, pero sí que lo hago lo mejor que sé). Que si me piden mi opinión y algo no me gusta, lo digo directamente intentando explicar las razones lo mejor posible, pero sin importarme si es obra del jefe o del chico nuevo…

El señor Tanaka me respondió de forma cordial, me confesó por qué no me podía dar trabajo y aunque no lo entendí y me pareció una actitud cobarde, lo respeté y le guardé respeto hasta el último momento. Nos deseamos suerte mutuamente. La que el me deseó, aparentemente, no sirvió de mucho… la que yo le mandé (sincera) parece que sirvió poco más o menos de lo mismo por lo que he podido ver en las noticias últimamente…

Quizá sea un buen momento para ponerse en contacto otra vez e intentar que las cosas salgan mejor juntos de lo que salieron por separado…

h1

443. Shoefiti

October 22, 2009

shoefiti01_

Hace ya unos meses que Tomás, un colega, me explicó cuál era el significado de esas zapatillas de deporte colgando en algunos sitios de la ciudad. Cables de teléfono, electricidad o incluso árboles desde donde se exhiben con alevosía. Al parecer, son icono para identificar una zona no controlada por la policía. Bueno, evidentemente como todas las formas de expresión (desde mi punto de vista) empiezan como una reivindicación o muestra desde el subsuelo (quizá en este caso) y acaba como una forma de moda o cliché fashion incluso en los barrios marginales, donde esos chavales lucen el icono más para estar guapo que para manifestar una queja o reivindicar algo.

Pues no me había parado a pensarlo… ¿zona libre de control policial? ¿zona que se rige por la ley de la calle?… siempre las había visto como un detalle de arte urbano (sí… me parecen arte urbano, como ya he dicho antes, una expresión artística de la gente de la calle) que me gusta. Me gusta, siempre y cuando no exceda, no sea sobrecargado o se explote como motivo para vender pegatinas…

Investigué un poco para hacer una entrada con lo que había aprendido y con poco que encontré, me di cuenta de que realmente era imposible hacerlo de forma certera. Páginas y páginas llenas de historias, leyendas urbanas, cuentos… muchas de ellas aparentemente expertas en el tema y varias se contradicen. ¿Zona libre de policías?, ¿zona de venta de drogas?, ¿ajuste de cuentas saldado? y podría seguir con varias más…

Lo que parece seguro es que el termino shoefiti proviene de la unión de las palabras shoe y graffiti. Se entiende como una forma de graffiti aéreo, llegándose a firmar la suela de las zapas para presumir de pieza amarrada en ese rinconcito en lo alto.

shoefiti02_

h1

442. Mary Jane

October 8, 2009

Esta entrada está dedicada a todos los que, como Rick James (temazo), tú… o yo, estamos enamorados, de una manera u otra, de Mary Jane.

Con los primeros meses de calor en los que el Sol aguanta más ahí arriba, a mi mente vienen recuerdos del sexo que tuvimos el año anterior sin importarme que jugase a la vez con otros tíos y al final me abandonase. Sólo quiero verla crecer en mi terraza, semana tras semana. Cada uno de sus poros desprende ese perfume que me hipnotiza y su cuerpo es el deseo de muchos que la ven desde la calle.

Cuando me acerco y toco su piel de color perfecto, su presencia se queda en mis manos como ninguna otra lo hace. Sexualmente pegajosa.

Reconozco su olor inconfundible, sé que se lo está haciendo con otros, pero no importa, cuando yo estoy con ella, me la follo a mi manera. Como sólo yo lo sé hacer. Sabiendo que, otra vez, me volverá a dejar sólo y no la volveré a tener hasta el año siguiente…

Mary1_

Mary2_

h1

441. Rabo de toro

October 3, 2009

rabo_

Uno de los imprescindibles de la gastronomía andaluza: rabo de toro. Carne oscura y de olor más fuerte que la vaca, se desprende del hueso con facilidad y se deshace en la boca dejando un sabor también más intenso.

¿Alguien se apunta?

h1

440. Esa canción, en ese momento

September 21, 2009

001_Los vecinos del tercero volvían a tener el ascensor ocupado haciendo las funciones de montacargas, así que puse las Timberland en los escalones y fui bajando a buen ritmo hasta el rellano. Ya en la calle, me calcé los auriculares de la mejor manera que me dejó la mano que sujetaba el genmaiccha que me había pedido el tito Aurelio. Saqué el iPhone del bolsillo derecho de mis bermudas y me volví a preguntar “qué hago con el pasaporte encima una semana después de haber vuelto a Barcelona” cuando lo rocé con los dedos.

Cierto es que hacía un día de cojones, tanto, como que una hora antes había estado tomando el sol tumbado en el suelo de la terraza de casa de mi abuela. Misión: recuperar un par de puntillos de color que perdí en Japón. Nada, diez minutos con una toalla vieja e intentando coger unos minutos de descanso.

002_

Y ahí estaba yo, camino a la estación del barrio. Doscientos gramos del mejor genmaiccha que encontré unos días antes de volver en mi mano izquierda y el reproductor de música en la otra. Deslicé para desbloquear. Introduje el código. Pulsé el icono de iPod, el de Canciones y Aleatorio. La portada del disco “I Predict a Riot” de Hezekiah aparecía en la pantalla y antes de que me diera tiempo a pasar al siguiente tema, las palabras de Bilal en el estribillo me robaban una sonrisa por sorpresa y me hacía mirar ese cielo azul que parecía querer decirme algo…

“I’ve been struggling for so long, but something keeps telling me keep on looking up”…

Keep on looking up, Fran.

003_