Archive for September, 2008

h1

318. Mi opinión sobre el JLPT

September 30, 2008

No voy a contar nada que muchos no sepan ni tampoco he descubierto un gran secreto, simplemente quería dar mi opinión sobre el Japanese Language Proficiency Test.

Se podría decir que soy uno de los zoquetes de mi clase, posiblemente el alumno que peores notas saque (aunque suficiente para ir aprobando), pero es que eso de estudiar nunca ha sido lo mío para que nos vamos a engañar. Cuando era un chaval y le llevaba las notas a mi abuela su respuesta siempre era “suficiente, suficiente”… y es que eso era lo que ponía en mis papeles. Si usaba la excusa que todo mal estudiante ha usado alguna vez de “en clase hay otros que han sacado peores notas”, ella me decía que me tenía que comparar con los mejores no con los peores… ¿entonces donde está la gracia?. Bueno, al final hasta llegué a matricularme en la universidad y estuve a punto de hacerme una persona de provecho… pero no.

Creo que mis compañeros de clase chinos y coreanos, por proximidad tienen más contacto con el idioma nipón y sus costumbres… A veces se ponen a hablar en clase con el profesor de turno sobre cantantes, actores y series de televisión mientras yo me como las paredes, el techo o las piernas de alguna compañera que haya venido con falda lo suficientemente corta… Si alguna vez he ido con ellos al karaoke han podido cantar canciones en japonés sin problema aún sin entenderlas del todo como yo podría cantar una en inglés…

Estando en clase veo que ellos tienen un dominio de vocabulario por encima del mío y facilidad para aprenderlo. Tienen sus métodos, maneras y experiencia para memorizar kanjis,.. los que no se saben ya, que son pocos… A la hora de gramática o construcción de frases no me veo más flojo que ellos, aprendemos al mismo ritmo y como en todos los grupos siempre hay alguien que destaca en una u otra cosa. Entienden con más facilidad que yo el japonés, evidentemente porque lo han estudiado y son buenos estudiantes, pero creo que también han tenido más al alcance música, películas, series,.. y no le estoy quitando mérito a ellos, repito que me parecen todos muy buenos estudiantes (aunque muchos no respeten a los profesores, pero no estoy hablando de eso). Si de lo que se trata es de hablar, ellos siguen sabiendo palabras que yo no conozco, pero yo puedo hablar con más fluidez que muchos de ellos, cuando hablo con ellos en japonés normalmente no me siento perdido, muchos hablan con mucha dificultad, se atascan, se pierden… y acaban diciendo que si con la cabeza o sonriendo…

El JLPT es un examen que como todos los exámenes valora los conocimientos de algo, en este caso los del idioma japonés. Aunque se dice que pondrán otro nivel más para evitar la gran diferencia que hay entre el nivel 2 y el 3, ahora mismo hay 4, siendo éste el más fácil y el 1 el más difícil. Normalmente cuando se habla de este examen se hace de la cantidad de kanjis que debes saber para cada nivel, siendo 100 para el nivel 4, 300 para el 3, 1000 para el 2 y 2000 para el 1. Se convoca en diciembre en todo el Mundo y creo que en Japón también lo van a empezar a hacer en julio.

Pues bueno, después de ocho meses de estudio del idioma en este país, en diciembre me presentaré al nivel 3… y mis compañeros, prácticamente todos al nivel 1, algunos al 2.

Repito que ellos saben más japonés que yo y no le quito mérito o infravaloro dicho examen. Simplemente creo que la prueba mide tus conocimientos del idioma, no tu capacidad o habilidad para usarlo…

Mucha suerte a todos los que os presentéis.

Advertisements
h1

317. Viva Takamisakari aunque pierda

September 29, 2008

… y volví al sumo.

Después de mi más que grata primera experiencia, después de seguir los combates por televisión, después de estar esperando que llegase el torneo de septiembre (kugatsu bashō), después de aprenderme los cuatro nombres de rigor para parecer un entendido en la materia, después de decidir de lado de cual de los dos Yokozuna (luchadores de más alto nivel) estoy,.. volví al sumo.

Esos dos rikishi de más alto rango son Asashoryu y Hakuho, ambos de Mongolia. Como ya conté Asashoryu es “el malo”: dijo que estaba lesionado para no participar una temporada y se fue a jugar a fútbol a su país, no es raro que insulte incluso a los jueces, rompió el coche de otro luchador, problemas con hacienda… Hakuho es el bueno, o por lo menos el que no hace todo eso.

En las fotos de aquí abajo se les puede ver a ambos haciendo sus respectivas ceremonias de dohyou iri. En la primera Hakuho (23 años), en la segunda Asashoryu (28 años). Esta ceremonia sólo la hacen los luchadores de ese grado a las 16:00, justo después de que los de alto nivel, pero inferior a ellos, se presenten en el suelo de combate como aparecen en la foto de arriba.

… pues tras mucho deliberar conmigo mismo (vale, no tanto), me he decantado por “el malo”. Desde mi punto de vista… me gusta su carisma, sus miradas temerarias, su porte,.. y me parece que Asashoryu hace el sumo más interesante. Hace que mucha gente no sólo quiera que Hakuho gane, además quieren que le patee el culo a su compatriota y si lo hace lo festejarán.

De todos modos el torneo dura dos semanas y los Yokozuna no se enfrentarán hasta el último día y el último combate, haciendo las delicias de los asistentes. Una pelea cargada de tensión.

Me acerqué un sábado, conseguí mejores asientos que la vez anterior y disfruté del espectáculo. Anduve por los pasillos a ver si me encontraba con algún luchador que conociese con quien hacerme una foto (como si fuésemos amigos de toda la vida, o de dos o tres vidas). Realmente a quien me quería encontrar era a Takamisakari… pero no tuve suerte.

Ya hablé de él en la anterior entrada… ese rikishi que dicen que es retrasado porque siempre se está riendo o haciendo tonterías… y qué si lo fuese?. Cada vez que aparece en escena, en esta ocasión con el mawashi azul en las fotos de abajo, saca una risa de casi todos los presentes…

Perdió. Además se volvió a los vestuarios sangrando considerablemente por la nariz de un manotazo que le dio su enemigo. Recorriendo el pasillo con la cabeza alta, con sangre, pasos cortos y los brazos abiertos, parecía un niño… supongo que eso fue lo que provocó las risas de parte del público. Takamisakari no destaca por acumular muchas victorias… pero es otro luchador que me cae bien y me gusta verle hacer sus chorradas o con una enorme sonrisa en la cara. Ánimo Takamisakari.

El torneo dura, cada día, desde las 8:30 de la mañana hasta las 18:00. La tarde continuó. Fueron apareciendo diferentes luchadores, diferentes combates,.. Asashoryu y Hakuho ganaron los suyos y tras el último, un rikishi de alto rango realizó el yumitori-shiki (un baile tradicional con arco) mientras en el exterior del recinto sonaban los tambores para pedir a los asistentes que volviesen.

Después de ese sábado, Asashoryu (en la foto de arriba) se lesionó el codo izquierdo y tenía un total de cuatro derrotas, demasiadas para un luchador de su nivel. Un sumotori puede bajar de rango, pero nunca un Yokozuna. Si éste acumula muchas derrotas debe retirarse. Al tener el codo lesionado el presidente de la organización le ha permitido el ausentarse de competir durante dos o tres temporadas, pero le ha obligado a recuperar su nivel de victorias.

Takamisakari ha ganado varias veces dejando un poco mejor su promedio en este campeonato.

Hakuho, con una sola derrota en todo el campeonato es el ganador indiscutible del evento que acabó el pasado domingo 28 de septiembre.

h1

316. Furikake

September 26, 2008

El furikake (del verbo furikakeru, que significa espolvorear) es un condimento deshidratado japonés que parece de la Luna… pero no! lo inventó el farmacéutico Suekichi Yoshimaru en la prefectura de Kumamoto en 1934. Posiblemente en un momento en el que Japón no era tan rico como lo es ahora y habían más problemas nutricionales. Su misión era acompañar al arroz blanco y aportar esos nutrientes, pero hoy en día se utiliza sobretodo para dar sabor. Al estar deshidratado puede aguantar mucho tiempo sin ningún tipo de refrigeración y sin perder facultades (o por lo menos no a la misma velocidad).

Hay diferentes tipos: de huevo, pescado, verduras,.. Normalmente, por ejemplo, compraréis un paquete de furikake con sabor a huevo y dentro de éste habrá diferentes tipos de alga, vegetales, sésamo… y huevo. Ingredientes condimentados y desecados después.

Me da la impresión de que a los ojos de algunos españoles es una de esas cosas que no se comerían… pero al parecer es bastante rico en nutrientes… Curiosamente no es muy difícil encontrar en los supermercados orientales fuera de Japón, así que el que no lo conozca y se quiera aventurar, quizá lo tenga más fácil de lo que piensa.

h1

315. Kastera

September 25, 2008

Entre las cosas que me llegaron en el paquete con comida que venía desde Nagasaki, se encontraba este kastera que parece ser típico de esa ciudad, aunque no es difícil encontrar tiendas en cualquier barrio de Japón en el que lo hagan o lo vendan.

La verdad es que la presentación del bizcocho era impecable, desde el diseño de la caja, hasta los pequeños detalles como el adhesivo para abrir la “funda” que lo cubría, el papel que protegía la parte superior, o los motivos escogidos…

Este bizcocho llegó a Japón en el siglo XVI de la mano de los misioneros portugueses. Al no necesitar leche, ingrediente que al parecer por aquella época era escaso en la isla y conservarse en perfecto estado durante un largo periodo de tiempo, los japoneses de Nagasaki lo acogieron en su repostería… pero fueron los mismos portugueses que residieron durante setenta años en la ciudad quienes adaptaron la receta a los paladares nipones.

Al ser el de esa ciudad, el único puerto abierto al mercado extranjero en todo Japón y por la cantidad de azúcar que llegaba a él, otro ingrediente difícil de encontrar por aquel entonces, la ciudad se convirtió en el sitio perfecto para la elaboración de dulces, adquiriendo una fama considerable. Tanto es así, que cuando en la época Edo se empezó a hacer kastera en Tokyo y Osaka, éstos no alcanzaban la calidad del de Nagasaki.

Sobre la procedencia del nombre hay dos historias y evidentemente no voy a ser yo el que investigue para saber cual es la cierta. Una de ellas dice que es el derivado del portugués Pão de Castela (Pan de Castilla). La otra que los ingredientes del kastera se mezclan como los del merengue… cuando se hace merengue, se quiere hacer alto como un castillo, en portugués castelo… y de ese castelo sale el kastera. ¿Por qué versión os decantáis?.

Actualmente, aunque lo más normal es encontrarlo en forma de barra rectangular, se puede encontrar de diferentes formas y sabores… té verde (evidentemente), azúcar moreno,.. O diferentes calidades, dependiendo de las yemas de huevo o de la calidad de los mismos (claro, se reflejará en el precio, pero también en el sabor… y mucho).

Su “abuelo” portugués es el pão-de-ló que una vez tuve la suerte de probar gracias a la weird de Cat y recomiendo tanto o más que este bizcocho japonés.

El que me llegó a mi era de la empresa Bunmeido que aún discute con la empresa Fukusaya sobre quien fue el primero en hacer kastera en Nagasaki (y por lo tanto en todo Japón, claro), ambos insisten en que lo fueron y son rivales… Para los más curiosos: web de Bunmeido, web de Fukusaya (ambas en japonés). Para los más atrevidos: receta de kastera (en inglés).

h1

314. Un ratejo con Ikusuki y Kanazawa

September 24, 2008

Ikusuki me invitó a asistir a uno de sus entrenamientos de karate un miércoles cualquiera. Con el propósito de apuntarme a practicar algún deporte, desde que llegué a Japón he ido a ojear algún gimnasio pero aún no había ido a ninguno de artes marciales.

Más de diez años sin tener ningún tipo de contacto con las artes marciales…

Llegué acompañándole, un poco tímido y me senté en el banco donde se sienta la gente que va de visita, después de hablar un ratillo con Oskar mientras calentaban en desorden cada uno por su cuenta, la clase empezó cuando entró Kanazawa en el dōjō (palabra que significa “el lugar del Camino” y hace referencia al sitio de entrenamiento, el “camino” es lo que hay que recorrer hasta llegar a la perfección física, mental,..).

Se pusieron en fila e hicieron una reverencia al maestro, otra a la foto de su maestro que había en la pared y a los profesores. Me pareció descortés y una falta de respeto estar allí invitado y no mostrar mi respeto como hacían ellos. Como me daba mucha vergüenza ponerme de rodillas en el suelo como ellos estando vestido con ropa de calle, me limité a hacer la reverencia sentado en el banco.

La clase empezó con el calentamiento, mientras hacían ejercicios iba recordando esos movimientos que durante muchos años yo también hice y me daban ganas de ponerme en ese mismo momento,.. La clase siguió con Kanazawa enseñando técnica a todo el grupo y poco a poco, más y más recuerdos venían a mi mente… Cuando todo acabó se volvieron a poner de rodillas en filas y meditaron, hicieron más reverencias (yo también) y se acabó. Se fueron despidiendo entre los alumnos con más reverencias incluso a mi me las hacían y yo respondía de la misma manera, estuve hablando un rato más con Ikusuki y cuando me daba cuenta se estaba bajando del tren en su parada mientras yo seguía hasta mi destino…

Fue uno de los mejores ratos que he pasado en Japón. recordé muchas cosas que tenía olvidadas desde hacía muchos años. Es posible que lo que quiero practicar ahora no sea karate o ni siquiera un arte marcial, pero realmente sentí envidia por esa gran experiencia. Sentí un gran respeto.

Kanazawa me pareció un abuelete. Caminaba con la espalda curvada, despacio y a ratos parecía ausente como un abuelo que piensa en sus cosas… pero cuando daba puñetazos y patadas parecía otra persona completamente diferente. En un momento que estuvo cerca mío me quedé fascinado por sus manos, robustas y fuertes…

Ikusuki me pareció un chaval tímido, por lo menos al principio, con un gran corazón pero que no es tonto (no sé si me explico…). Había intentado quedar alguna vez con él sin suerte y me tenía un poco mosca… Después de haberlo conocido un poquito creo que lo entiendo mejor y aunque sea a este ritmo pausado, me gustaría seguir conociéndolo.

Lo mejor del día con diferencia y con el permiso de Oskar y Kanazawa, recordar después de demasiados años el placer de hacer una reverencia al dōjō al entrar y salir de un sitio donde se practica un arte (marcial).

Gracias.

h1

313. Testin’ s3 Pro: Shibuya at Night

September 23, 2008

Tengo una nueva cámara vieja. De segunda mano. Una Fuji s3 Pro que tenía un primo mío en un cajón y me la ha hecho llegar junto con una lente fija y un zoom.

Una cámara anunciada el 25 de febrero de 2004 pero con la que creo aún se puede salir a dar paseos. No tiene live view, ni autolimpieza de sensor (una pena), ah! y tampoco graba vídeo, función que se empieza a ver ahora entre las reflex del mercado y que nunca está de más (que luego se use o no… depende de uno).

Le compré un par de piececillas de plástico que se habían perdido con el tiempo… y salí a la calle, contento como el que estrena zapatos. Aún sin saber como iban los menús, las opciones o los ajustes… toqueteé cuatro cosas y me fui a estrenar mi nueva cámara vieja.

Llegué a Shibuya y no porque no hayan más sitios en Tokyo. Me fui dando un paseo por sus calles intentado sacar lo mejor de ellas. Esas calles por las que he paseado casi todos los días y de las que ya casi estoy aburrido de hacer fotos… pero no.

Llegué sobre las siete y media quizá. Jovenes de todas las tribus urbanas imaginables o inimaginables, luces de todos los colores, música de cualquier rincón,.. Mucho movimiento, incluso siendo un lunes y menos occidentales que en agosto.

Cargué sólo con la lente fija, un 90mm f/2.8 de Tamron. Subí el ISO a 400 después de darme cuenta que la poca luz del lugar me pedía que lo hiciese y seguí mi paseo que después de tres exámenes ese día, me estaba sintiendo a gloria.

Pese a ser cuatro años más vieja que la Olympus e-510, la Fuji s3 Pro es bastante más cómoda de usar y me hace sentir más a gusto. Una vez en casa, repasando las fotos, me di cuenta que el ruido que hace ésta es mucho más parecido al grano de las películas fotográficas y no esa trama de puntos rojos verdes y azules a los que me tiene acostumbrado la e-510 y que tanto me molesta.

El rango dinámico parece ser más amplio. Es cierto que las fotos salen más empastadas y con poco contraste, pero la calidad de las luces y las sombras es mucho mejor que cualquier otra cámara que haya tenido. Problemas como el contraste tienen fácil solución con cualquier software de edición fotográfica. Problemas de zonas sobreexpuestas a veces no tienen solución…

La verdad es que para ser la primera vez que la tenía en mis manos me quedé contento con el resultado final y va a ser raro que vuelva a la Olympus… Creo que con la Fuji s3 Pro, aún sin ser una Canon o una Nikon (que hay más marcas!) puedo tener muy buenos resultados… más fotos con esta cámara en breve.

h1

312. Corazón de yakuza

September 22, 2008

Cuando me dicen que a veces parece que tengo corazón de yakuza, como no es que suene muy bien que digamos, pregunto ¿por qué?.

Antes de empezar los exámenes recibí un mensaje dándome ánimos. Un mensaje incondicional y a cambio de nada. Decía: “Fran ashita kara kimatsu no tesuto deshou. Ganbatte“, en español “Fran a partir de mañana empiezan los exámenes de fin de trimestre, verdad? Ánimo”.

La verdad es que no me lo esperaba y me cogió un poco por sorpresa… El caso es que ese mensaje y ánimo a cambio de nada, me hacen ayudar o hacer todo lo que pueda por esa persona. Desde pedir a mi hermana que mande un bote con cien Chupa Chups ya que me dijo que le gustan mucho, hasta darle parte de la mejor comida que me han traído desde España…

A eso hay quien le llama “corazón de yakuza” (no de forma peyorativa), la verdad es que no lo sé. Pero me gusta ser así.